La venta de ebooks

www.ontsi.red.es ontsi sites default files estudio_sobre_comercio_electronico_b2c_2013_edicion_2014.pdfSi nos paramos a leer el Estudio sobre comercio electrónico 2013 (edición del 2014), no sacamos muy buenas conclusiones sobre la salud de la venta de ebooks. Con solo irnos a las páginas de la 24 a la 28, podríamos catalogar a la venta de ebooks como algo minoritario o incluso residual, comparado con otros sectores. Incluso dentro del mismo sector editorial, la venta de libros papel más que duplica a la de ebooks.

¿Tan mal está la cosa? No está bien, desde luego. Los que viven en grandes ciudades y viajan en metro, ven cada vez más personas con lectores de ebook, y la pregunta es siempre la misma: ¿cuántos de estos se han comprado los libros que van leyendo y cuántos los han robado, descargando de páginas piratas? Seguramente, la mayor parte pertenecen a la segunda categoría.Y así anda de mal las ventas… en España.

Porque ese «en España» es un matiz clave. Los de esta editorial conocemos algunas cifras de venta que no concuerdan para nada con este estudio, pero solo en apariencia. Y es que ocurre que las editoriales no solo venden ebooks en España, sino en todo el orbe hispanohablante. Y es un elemento que a menudo se nos olvida. Hay alrededor de 500 millones de hablantes de español, a los que hay que sumar bastantes millones más que por una razón u otra consumen lectura en español, aunque su lengua materna no lo sea. Y, en ese mercado inmenso, los españoles somos una minoría.

Repitamos: somos una minoría. Tenemos que irnos acostumbrando. Somos menos del 10% y menguando en peso porcentual. A las editoriales españolas se le abre, con el ebook, un mercado inmenso no sometido a las arbitrariedades de ciertos gobiernos de turno que pueden derrumbar negocios de exportación construidos con mucho tiempo y esfuerzo. Hay que cambiar la mentalidad, ajustar precios, pensar en ese mercado global.

Y, cuando introducimos ese parámetro, el que la mayor parte de los compradores potenciales están fuera de las fronteras españolas, la cosa cambia y mucho. Cambian algunas cifras y cambia por completo el mapa. Solo hay que ser conscientes de ello y atreverse a transitar ese territorio, mucho más inmenso. Por supuesto, lo mismo vale para las editoriales de otros países hablantes. Para ellas también se les abre un mercado gigante, del que los españoles somos parte minoritaria pero nada desdeñable.

Visto así, el futuro no es ni de lejos tan negro como en un principio podría pintarse.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s